14 septiembre, 2008

367º Menú, Aperitivo, huevo roto, colas de cigala en dos gustos y dulcería

El picoteo inicial estuvo compuesto de estos bocaditos:
Los dos primeros apenas tienen trabajo ya que se trata de apertura de latas. Abrimos una de bonito del norte o de atún, quitamos el aceite y sobre una rabanera en la que habremos puesto unas cuantas tiras de "alegrías", (pimientos rojos picantes que se venden con este nombre), que las habremos cubierto de aceite de oliva virgen extra y encima de todo el bonito en aceite troceado. Es una combinación que queda muy bien, en Vitoria hay un establecimiento "Casa Felipe" que lleva haciendo esto desde hace muchos años cuando el local estaba ubicado en El Resbaladero.
Luego preparé las clásicas Gildas, bueno clásicas, clásicas, no ya que les puse aceituna deshuesada y las autenticas la aceituna tiene que ser con hueso, algo de información sobre las gildas aquí.
La cebollitas confitadas fueron otro de los bocaditos, estuvieron hechas como lo podéis ver en este enlace.
Ya el siguiente bocado requirió preparación y podéis ver como hice estos "rulos" de calabacín rellenos de morcilla en este enlace.
Este plato fue para ir terminando unos huevos de gallinas de corral que me habían regalado, no está el huevo correctamente frito, pero es que no gustan los huevos con puntillas a los que los comieron.
Vinieron al alimón unas colas de cigala salteadas con verduras y cebollitas,
y otras colas guisadas con salsa de tomate, aromáticas y chile. Forma de hacer las dos preparaciones aquí.
Yo en vez del huevo frito me tomé esta ensalada. De postre dulcería de un obrador de Vitoria que los hacen muy bien, nunca encontrarás en esta casa un pastel del día anterior, todo recién hecho.

2 comentarios:

Kaken dijo...

Estimado Apicius, gracias por su buen hacer una vez más.
Me resulta encantador entrar y ver su día a día, hasta mis hijas le conocen.
Mi enhorabuena :-)

Apicius dijo...

Hola Kaken:
Gracias por sus palabras y porque me lea.
Saludos