25 marzo, 2010

572º Menú, Especial

Este menú lo realicé para celebrar el cumpleaños de una de mis hijas, en total 16 comensales.
Conforme iban llegando los invitados tenía preparados unos aperitivos compuestos de champiñones al ajillo con salsa worcestershire (perrins), cebiche de langostinos y anchoas del Cantábrico,

Queso de mi producción quesera, lomo y guacamole. La bebidas cerveza de distintos tipos de mi producción, vino Rioja tinto y vermut.
 Cuando terminaron de llegar los comensales, todos a la hora y terminado el aperitivo se sentaron a la mesa y lo primero en salir fueron unas alcachofas doradas (huerta, mar y montaña), 
 Posteriormente fueron saliendo recién hechos unos langostinos en dos tempuras (Blanca y Negra) y otro langostino forrado en ibérico de paleta, luego vino una tartaleta rellena con salsa monglas y unos tacos de presa ibérica empanados a la salsa de soja y acompañados con salsa de cuatro quesos. Como el personal de cocina, o sea mi yerno y yo, estábamos poniendo a punto los entrantes, pues eso, nos los fueron dejando en un plato y esta es la muestra total de los entrantes.
 Luego vino una vichyssoise clásica, como compañeros de viaje una loncha de jamón crujiente y cebollino. Ya la cosa estaba más tranquila puesto que todo lo que iba a seguir no necesitaba el toque final, así que ya estábamos el personal de cocina sentados.
 Después de vichyssoise, que se sirvió frió, como mandan los cánones, refrescó la boca y predispuso el paladar para la próxima preparación, que era esta ensalada tibia de verduras y fiambre de mano de cerdo. La presentación incluía un poco de hielo seco justo debajo de la lombarda y el humo que salia parecía que el plato estaba dentro de una nube de niebla, en la fotografía por lo efímero del efecto no se ve este detalle. Asi hice esta preparación.
 Después de la ensalada vino como último plato salado un bacalao al club ranero.
 Los postres comenzaron con una leche merengada, la presentación se hace como sigue, se pone en la copa una lasca de hielo seco, encima de esta una bola de helado de nata y luego la leche avainillada se echa templada y de la copa emerge una nube de carbónico. El efecto es muy bueno, sobre todo para los primerizos.
Luego vino la colineta, mejor llamarlo torta de almendras, unos pastelillos, cafés y licores. En este enlace como se hace.
En resumen una velada muy agradable, levantamos el campo a las 19-30.

2 comentarios:

xima dijo...

Madre Mia como te lo curras!! da gusto ver gente que sigue cocinando para los suyos con tanta dedicación y esmero.
Me guardo esta página.
Una Alavesa en Alicante

Apicius dijo...

Gracias Xima por la visita y comentario.
Feliz salida y entrada de Año.
Saludos