08 julio, 2006

Crujiente de Jamón Ibérico

Unos crujientes de jamón, si la economía nos permite de ibérico, que es el más idóneo y si nos flojea, un serrano no sale mal.
En el caso que nos ocupa he usado serrano.
Ponemos las lonchas de jamón sobre una rejilla, que la podamos poner sobre una bandeja. En esta bandeja pondremos unos papeles absorbentes para no manchar con la grasa que desprende.
Ponemos el horno a 110º C. y desecamos las lonchas. Cuando empiezan a estar quebradizas, subimos el horno a 140º C. durant5e 10 minutos, sacamos y dejamos enfriar.
Jamón casi horneado
Muestra de una loncha, lista para ser triturada o machacada según el uso que le vayamos a dar.
A las lonchas les quitaremos el tocino, que también estará quebradizo, pero cuando trituramos el conjunto mecánicamente, este queda demasiado aceitado y poco suelto, si el tocino no lo hemos quitado..
El producto, en este caso triturado mecánicamente, para utilizarlo como un aderezo sobre el preparado en que queramos añadir un ligero gusto a jamón al plato.

Nota
Los trozos de tocino los podemos utilizar en una ensalada de verdura o en otro tipo de preparado.
El jamón lo podemos triturar bastamente y utilizarlo segun convenga.
Esto va bien en un melón con jamón y en vez de utilizar el jamón en lonchas, lo aderezamos con este jamón crujiente.

3 comentarios:

o avental (el delantal) dijo...

Eso me parece un precioso aderezo y también parte fundamental. El crujiente con el blando. Estoy pensando en una morcilla desmenuzada como lecho de lonchas de lomo de cerdo asado en el horno. Muchas gracias.

Jose dijo...

Me gusta mucho el jamon iberico como aderezo para un buen salmorejo. Huuum!

Apicius dijo...

Hola Jose:
Pues esta forma de hacerlo dará buen resultado en un salmorejo.
Saludos