24 septiembre, 2006

Continua el calvario gastronómico

Ayer ya visteis mi comida y no creáis que la cena fue mejor, un cazo de tapioca hervida en un caldo de verduras filtrado y medio lomo de rodaballo, pero el rodaballo entero era de ración, todo ello con dos biscotes.
El desayuno taza de té flojo y dos biscotes.
Así que la comida aunque frugal me ha resultado apetitosa, a los espaguetis después de cocidos les he puesto una avellana de mantequilla y un poco de queso rallado, el trozo de pechuga de pollo hecho a la plancha sin gota de grasa, solo le he puesto unas gotas de limón.
Todo sin salirme del régimen, bueno el martes llega enseguida y me levantarán la veda, ya le dije al Galeno seguiré la dieta hasta el martes y luego hablamos.

Plato de espaguetis viudos con una loncha a la plancha de pechuga de pollo

2 comentarios:

Marisa dijo...

Jó, pues yo me ponía mala ahora mismo si me pusieran medio rodaballo.
Ánimo, chavalote, que tu puedes con esto y con más.
Besos

Apicius dijo...

Marisa que era MEDIO lomo de un rodaballo de ración, es decir, pequeño.
Saludos